Novedades y Eventos

Se roban cuatro camiones por día

Según el último relevamiento de la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones, se roban cuatro camiones por día en el área metropolitana y del Gran Buenos Aires.

La preocupación por el crecimiento de la piratería va de la mano al avance de la tecnología que “se verifica en cada área de la sociedad, e incluye también a los delincuentes, quienes apelan a dispositivos cada vez más modernos para cometer delitos y huir de la policía, lo que está llevando a los robos de carga a un nuevo nivel” señala el ingeniero Gabriel Mysler.
De la misma manera, la tecnología también juega un rol clave en la detección de los robos y en la localización de las mercaderías. Por ejemplo, en marzo pasado, una banda disfrazada de hinchas de la Selección Argentina robó electrodomésticos por valor de cinco millones de pesos. Inmediatamente, y gracias a un localizador satelital electrónico (tracker) ubicado entre los productos, la policía realizó un allanamiento en el que recuperó lo robado y detuvo a los delincuentes.
Modalidad de robo Entre las modalidades de atraco elegidas en el informe de la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones se destaca que el 49% de los robos se produjo durante la carga y descarga de mercaderías, el 15% por cruzamiento de vehículos y 14% por abordajes en semáforos.
“Habitualmente los camiones se roban con otro vehículo de apoyo y puede transbordarse la mercadería o no” señala Gabriel Mysler. “Contrariamente a lo que se cree, muchas veces el trasbordo de un camión robado a otro se hace en calles muy concurridas y a plena luz del día, simplemente se colocan los móviles culata contra culata y en minutos se pasa la mercadería”, explica el ejecutivo de la empresa de recuperación vehicular y monitoreo de flotas.
A diferencia de los robos de autos, hay mucha más logística, planificación previa y tecnología involucradas en el robo de camiones y camionetas. En muchos robos de camiones y grandes cantidades de mercadería involucrada, muchas veces hay inteligencia interna que “vende” datos referidos al camión que va a salir, el destino que lleva esa mercadería y con el recorrido de la ruta para facilitar la intersección del mismo.

Entre las mercaderías más buscadas, se roba todo aquello que se pueda revender o que ya tengan lugar de colocación segura del producto. Para Gabriel Mysler, “uno de los factores más importantes en los robos es la velocidad para reducir la mercadería para poder sacarse de encima la prueba del delito. Por eso, los alimentos no perecederos, cigarrillos y medicamentos son tan buscados”.

LA TECNOLOGÍA COMO FACTOR PRINCIPAL
Al ser la tecnología un factor cada vez más determinante en el éxito de los delincuentes, el secreto fundamental para disminuir y acotar la cantidad de robos es dificultar al máximo la tarea de los delincuentes. La seguridad de mercadería y camiones necesita de mucha sofisticación y capacitación permanente.
En muchos casos, los delincuentes inhiben los dispositivos de seguridad del camión mediante una acción llamada “jamming”, en inglés, que consiste en bloquear las señales del GPS y las de comunicación del vehículo haciendo imposible que sea seguido por el centro de monitoreo, por lo cual, es como si “desapareciera” del mapa. En este aspecto, “existen soluciones que permiten detectar si un camión está siendo inhibido y, en este caso, se puede detener automáticamente el camión cuyo sistema de seguridad está siendo inhibido o se pueden accionar inmediatamente las luces y la bocina como alarma.
En cuanto a la tecnología para la seguridad, existen sensores de aperturas de puertas que avisan si son abiertas en zonas no permitidas, alertan por desenganche de trailers, o la apertura de traba de puertas traseras no autorizadas, también se trazan rutas predeterminadas, llamadas “rutas seguras”, que permiten detectar si el camión sale del recorrido predeterminado. Se realizan monitoreos en tiempo real para poder visualizar cambios de conducta en el vehículo, también se flexibilizan los horarios de salida y recorridos para poder evitar ser predecibles.
Una vez ocurrido el robo, la tecnología de posibilita el monitoreo de la mercadería robada para facilitar su recuperación. “Se pueden utilizar estratégicamente señuelos en la mercadería, de este modo si el camión y la mercadería dejan de viajar juntos, se puede suponer un robo y se pueden rastrear y recuperar los productos robados”.

BALANCE ENTRE COSTO Y NECESIDAD
El secreto del éxito es encontrar un balance entre costos y necesidad. Obviamente, con seguridad electrónica sofisticada y custodia armada, robar es más complicado. Por ejemplo, es común ver camiones que vienen del sur con teléfonos celulares, que al ser muy tentadores para los ladrones por la facilidad de reducirlos, viajan con autos de custodia, además del seguimientos satelital. Sin embargo, hasta los camiones de caudales son vulnerables.
Al igual que los virus, las técnicas de robo van mutando. Así como los accidentes y las enfermedades, los robos no pueden evitarse pero pueden minimizarse y acotarse, limitando el daño que le hacen a las empresas. Es así que supermercados, empresas de gaseosas, casa de electrodomésticos y fabricantes de tecnología, entre otros, confían la seguridad de sus flotas para cuidar su mercadería y su prestigio.
Las compañías de seguro han comenzado a exigir medidas activas y pasivas de seguridad para asegurar el camino y la mercadería transportada. “Muchas veces los transportistas optan por la solución más económica para cumplir con los requisitos. Ni todas las calidades de los GPS son iguales, ni todas las empresas de geolocalización dan el mismo servicio, y mucho menos todas las empresas tiene servicio de acuda 24/7”.
El daño producido por el robo de la mercadería supera por lo general a su costo de reposición. La mercadería robada puede desabastecer centros de ventas, puede hacer que un producto se venda por debajo del precio de venta que el fabricante decide, puede venderse ilegalmente en canales no deseados o bien puede cortar o alterar la cadena de conservación de tratarse de alimentos exponiendo a la empresa a demandas o baja de su prestigio.

CONSEJOS DE SEGURIDAD
El experto comparte algunos consejos de seguridad, y agrega que “muchas veces se trata de tener presente el sentido común para evitar un robo”:
1. Cuanto menos gente sepa la ubicación de los sistemas de seguridad, mejor.
2. Cuanto más moderna tecnología de geolocalización y mayores dificultades le pongamos al ladrón, mejor.
3. Cuanto menos previsible sea nuestro recorrido y los horarios, mejor.
4. Cuanto más estudiemos la logística necesaria para reducir la mercadería robada y más dificultemos su distribución, mejor.
5. Cuanto más capacitado esté nuestro personal de seguridad, mejor.
6. El secreto es ser creativos, estar atentos y, por sobre todo, apoyarse en empresas probadas, con tecnologías que evolucionan y se adelantan al delito.
7. Ser proactivo y no reactivo es el mayor secreto.

Fuente: Revista Énfasis